Imagina que junto a los regalos de tu hijo aparece un guante blanco.

Diles que se lo ha debido dejar alguno de los Reyes en su visita nocturna…

Al día siguente entrégale esta postal escrita por el mismísimo Melchor, en el reverso el rey le explica que ha debido perder el guante en su casa, le indica al niño que lo guarde durante todo el año y que lo vuelva a dejar el dia de Reyes donde lo encontró.

Alarguemos un día más la ilusión y las sorpresas con este simpático recuerdo que estamos seguros de que hará especial ilusión a tu hijo.

Te enviaremos un guante blanco y una postal a todo color con todo lujo de detallas para sorpresa de los más incrédulos.

 

PARA PEDIDOS ESPECIALES O DUDAS, HABLA CON NOSOTROS